Seguidores

9 dic. 2011

Felices Fiestas


Feliz Navidad





Así de bonito me ha quedado mi arbolillo de Navidad con las últimas creaciones que no sabía donde guardar.




Os deseo unas muy felices fiestas y un año próspero en capturas, sean de la especie que sean, ojo, me refiero a peces por supuesto.
Feliz año 2012 a todos los que visitéis estas páginas.






Paco R.

1 dic. 2011

Luciopercas en invierno



Una excelente mañana para pescar pero con escasos resultados en la pesca de estos peces, que yo aún no conocía y que tuve y hubimos, los que asistimos, la gran suerte de conocer.

El lugar eran unas enormes charcas, de esas que se forman con la extracción de áridos y que posteriormente se llenan de agua y de peces.












Estos peces, normalmente se filtran a través de canales con acceso a los ríos cercanos, en este caso el río cercano es el Duero, de ahí la procedencia de esta especie en la citada charca.











Lo cierto fue que pasamos la mañana entretenidos lanzando nuestros señuelos al agua, a pesar de que con tanta claridad este animal es poco activo. Tuvimos alguna picada y pudimos conocer el habitante de aquel lugar.









Al que pudimos hacer esta y otras fotos.

 Me sorprendió su tacto, áspero y con  sensación de tener una lija por piel, pero la verdad es que me gustó mucho su fisonomía, sus aletas, su color plateado y sus dientes, que son algo así como los de los vampiros.

















Volveremos seguro, pero controlaremos mejor el día para ver si obtenemos mejores resultados.














Gracias  a Fran (dueño de la tienda de pesca "Ciprínidos") por habernos llevado hasta allí.





.....-----

27 oct. 2011

Días de Hormigas.


Días de Hormigas.

Una época muy esperada por muchos pescadores a mosca. Las eclosiones otoñales de  hormigas aladas son una importante dieta para los peces.


La tardanza de este año en la llegada de las lluvias, ha retrasado considerablemente los ciclos biológicos de muchos animales, incluidos muchos insectos como las hormigas,  y por ende, la época hábil de la pesca de los ciprínidos, carpas y barbos principalmente, que son algunos de los que se nutren de ellos en los ríos y embalses de toda España.

 No obstante, nosotros los pescadores a mosca, esperábamos con ilusión a que el tiempo cambiase y se adelantasen estas primeras e inaugurales jornadas de lluvias otoñales,  para reencontrarnos de nuevo con nuestras esperadas y ansiadas hormigas aladas, que aprovechan y se sirven de esta circunstancia tan especial de temperatura y humedad, para salir de sus nidos y volar ya fecundadas junto a otros congéneres a la búsqueda de  nuevos lugares lejanos y bien distanciados de aquel en el que nacieron, para fundar nuevas colonias dentro de nuevas moradas donde sus prolíficas y productivas descendencias vivirán para aumentar su número, mientras la fructífera reina y soberana de la colonia continúe acrecentando su especie.

Continuando así, año tras año, con su ciclo de vida transitiva y hereditaria tal y como lo llevan haciendo desde hace millones de años.

Son muchas las especies de animales, aves, pequeños mamíferos y también peces, quienes se aprovechan de este especial acontecimiento, obteniendo así un extra en su sustento que les aportará las energías suficientes  para poder pasar con garantías el nuevo invierno que está al llegar.

 Trascendental y significativo para muchos peces que se están ya preparando para pasar esta dura estación, que es indiscutiblemente aprovechada por muchos pescadores para salir favorecidos. 

Especialmente, los pescadores a mosca, por utilizar ciertas imitaciones de estos insectos y tratar de engañar con ellos a estos peces que los comen con naturalidad y franqueza, dejando de lado las premisas y prudencias asimilados en  días anteriores, para caer fácilmente en la trampa que le tiende el pescador hábil con su práctica y experiencia.

 Las márgenes de los embalses se convierten en verdaderos cementerios llenos de cadáveres de hormigas, cuando estos insectos al volar e impulsados por el soplo del viento, caen a sus aguas y fallecen ahogados, siendo arrastrados a las orillas por las corrientes. Es en estos lugares donde se concentran la mayoría de peces, que deambulando de un lugar a otro en busca de estos desafortunados seres, van recogiéndolos para engullirlos con presteza y voracidad. Y, donde el pescador avispado, consigue aprovechar esta gran actividad, para lograr engañar a unos peces incautos y confiados por la abundancia.

Paco Redondo




  .-

2 oct. 2011

Las Últimas...

Aprovechad las últimas jornadas que nos quedan de pescar truchas. Las mañanas pueden ser muy productivas si utilizamos las moscas adecuadas.

Ahora ya no comen cualquier cosa, ahora saben lo que es o no comestible y por eso, debemos tratar de crear las mejores imitaciones para seducirlas, como estos Cénidos que abundan en las mañanas soleadas y son el aperitivo más seductor para ellas.

Quedan pocos días, probándolas sabréis si funcionan.

19 sept. 2011

Tormes... arte, saber y truchas.






















 Foto nº 1- Oteando los insectos
Coto tradicional sin muerte (ahora, hoy) de Tormes.

Increíblemente y por extraño que parezca, las truchas en el coto tradicional de Tormes en Salamanca, abundan. Eso sí, no sé cómo se habrán librado de tantísima presión pesquera y de cómo resistieron a la pesca con muerte, pero, lo cierto es, que aún están ahí, y de ello me alegro un montón.




















Foto nº 2- Los protagonistas.
Este coto, y esto es una opinión muy personal, pienso que sería bueno dejarlo sin muerte definitivamente, o sustituirlo por el de más abajo, por el de Galisancho. Es más lógico establecer un tramo sin muerte después de un escenario de pesca deportiva y también sin muerte, que tener un coto tradicional entre dos tramos sin muerte, como son, este del Tormes y el siguiente por debajo, Galisancho.

Foto nº 3- Lanzando
En fin, quizá algún día prime  la cordura entre aquellos que deciden que las cosas deben ser así, y que supongo que tendrán sus razones. Es lógico suponer, que en estos tramos tradicionales, se reparten las truchas de los tramos existentes a sus lados, de esta forma y aunque paulatinamente se maten truchas, serán repuestas por otras que hasta ese momento se encontraban protegidas dentro de otros escenarios.

 Foto nº 4- Para el recuerdo
Mi cuadrilla y yo, lo pasamos maravillosamente el sábado en él, y esperamos volver si tenemos la posibilidad de coger otro permiso. Las truchas que pescamos fueron abundantes, pero más aún, las que nos dieron pocas oportunidades de hacerlo. Saben latín.

Foto nº 5- La comida es importante.

Y, por eso es bonito, y por eso, están ahí, y ahí seguirán hasta que la suerte o el saber las traicione y caigan en un día hábil en que se las puedan llevar... una pena muy grande me invade cuando pienso que estos ejemplares que soltamos este día puedan morir  y desaparecer de esta forma tan ridícula.
Foto nº 6- Un bonito ejemplar de los abundantes.
Otra más pequeña
...Y otra más...

Esta también nos esperará otro día.
Sacando un gran ejemplar...
Esta también sabía lo suyo... pero cayó en la trampa.
... Esta tampoco había aprendido algunos de los engaños.

Esta,.. esta sí es para recordar...

Ahí está con Juan, nuestro aprendiz de mosquero...

Recuperándola para soltarla con garantías de supervivencia.

 Juzguen ustedes por estas fotos y la cara de mis compañeros... de verdad merece la pena matar así a estos animales y a este excelente ejemplar?



.-

13 sept. 2011

Imaginación

Únicamente con mucha ilusión y un poco de fantasía, pueden confeccionarse montajes como estos que hoy presentamos. Con materiales simples y fáciles de encontrar, con ellos, podemos crearnos unas moscas eficaces, que sirvan para depredadores de todo tipo y que puedan ser empleadas en cualquier lugar donde los haya,  en cualquier tipo de aguas, ya sean de río o de mar.

     

Algunos de los materiales encontrados son como estos y son la base de mis montajes.





.-




En ocasiones cuando visitamos los mercadillos y las tiendas de baratillo, vemos algunos objetos y materiales… (Como plumeros, pelucas de colores, lacas, ojos decorativos de pulseras y collares, foam para juegos, etc.) Que no le pasan desapercibidos a nuestra suspicaz observación de mosqueros y que en muchas ocasiones, son los únicos lugares donde se pueden encontrar. Son  cosas que nos atraen, porque nos inspiran un cierto estímulo en nuestra imaginación de mosqueros que nos lleva a la tentación de comprarlo, para ver si de ello podemos sacar algún provecho o alguna nueva forma en la construcción de nuestras moscas artificiales. Son por lo general, muy baratos, por lo que podemos comprarlos y ensayar haciendo invenciones y fantasías con ellos aunque después no nos sirvan para mucho, pero en ocasiones, lo que nos sale es algo como lo que hoy os traemos a estas páginas y que de lo cual, si nos podemos beneficiar. Son montajes que nos servirán para la pesca de todo tipo de depredadores y de los que nos sentiremos orgullosos

24 jul. 2011

La Voracidad y Agresividad de los bebés Depredadores


No es que me sorprenda cuando voy al pescar cualquier especie de pez depredador, el capturar algún ejemplar de pequeño tamaño.


Pero el que más veces me ha impresionado, ha sido siempre el Bass.











Este magnífico y muchas veces teatral  animal,  es el más significativo por su agresiva acometida y por su temperamental y siempre sorprendente comportamiento. No importa cuál sea su tamaño, si está solo o se desplaza en grupo, siempre nos asombrará y fascinará con sus vacilantes y meditadas, a veces, otras impetuosas e impulsivas decisiones a la hora de tomar el engaño.



Pero son los más pequeños en esta ocasión, los que han llamado mi atención en cuanto a su forma de atacar los engaños y tomarlos, siendo a veces éstos, casi tan voluminosos como su propio cuerpo. 






He observado, como estos pequeños y valientes u osados depredadores, se aproximan al señuelo sin importarles su tamaño, lo estudian y si están convencidos que puede ser biológico, lo toman.








Pero no sin antes haberle dado varias vueltas a su alrededor, incluso acercándose a escasos centímetros para comprobar que no son agresivos y asegurándose de si está vivo y que se pueda comer sin que resulte peligroso o con riesgos.


 He probado desde saltamontes, escarabajos y hormigas, de pequeño tamaño, hasta estrímeres, Ranas, Poppers  y algún que otro invento de patente aún sin determinar.









También  ha llamado muchas veces mi atención, el hecho de que aún habiéndote visto y conocer tu posición después de haberle lanzado el engaño, siente una imperiosa curiosidad hacia el mismo centrando toda su atención en él. Con aproximaciones, pesquisas, huidas en sus idas y venidas antes de decidirse a tomarlo, cosa que al final, no sabemos si  sucederá.  




.-
.-

4 jul. 2011

-P"alas"Ka"- Mosca-pala.

“P´alas´Ka”

Texto fotos y montajes: Tasio y Paco Redondo




Hasta ahora no he tenido la excepcional suerte de poder viajar a Alaska para poder poner en práctica la pesca de truchas con mosca.




Con mis propias moscas diseñadas exclusivamente para estas truchas  y otras de similares actitudes,








como pueden ser las patagónicas, y... algunas continentales, también. Pero en fin, son mis amigos, Enrique Aguado por un lado







y Eduardo y José Luis, en esta ocasión,  quienes las llevarán hasta allí y comprobarán si son efectivas y por consiguiente, espero que puedan obtener con ellas buenos resultados.







Nuestro amigo Leo, que ya conoce estos montajes,








las ha bautizado con este nombre, que a mí, me ha parecido bien y muy acertado. Moscas  “P´alas´Ka”  o también, (Mosca pala).







En esto estamos, y esperemos que a su regreso podamos verlas enganchadas en las bocas de esas soberbias e imponentes truchas arco iris y marrones (fario) que habitan estos lugares,






y que algún día, espero visitar para comprobar personalmente la eficacia de estos señuelos, con acciones y movimientos similares a otros, que con anterioridad dieron buenos resultados.







En estas fotos se puede comprobar que son varios los tipos de moscas confeccionadas.








Unas imitan grandes tricópteros e insectos terrestres, ya conocidos y utilizados en aquellas latitudes por muchos pescadores a mosca habiendo obtenido muy buenos resultados.






Otras imitando a pececillos que navegan heridos por la acción de su pequeña pala, confeccionada con resina endurecida con luz ultravioleta y,







que en algunas circunstancias, ya han salido airosas de  las pruebas a que fueron sometidas.









(El sistema de confección con esta resina es muy sencillo, y está al alcance de cualquier montador de moscas aficionado,








 -próximamente haré una publicación de estos montajes en la revista Trofeo Pesca-).  Otras, son imitaciones de huevas, aunque en tamaños mucho más grandes que las naturales. Son también excelentes para la pesca en estos escenarios y otros, como los cotos intensivos.





Espero que os hayan gustado y que las montéis y utilicéis cuando os convenga o tengáis ocasión. Un saludo.

Paco Redondo.