Seguidores

27 oct. 2011

Días de Hormigas.


Días de Hormigas.

Una época muy esperada por muchos pescadores a mosca. Las eclosiones otoñales de  hormigas aladas son una importante dieta para los peces.


La tardanza de este año en la llegada de las lluvias, ha retrasado considerablemente los ciclos biológicos de muchos animales, incluidos muchos insectos como las hormigas,  y por ende, la época hábil de la pesca de los ciprínidos, carpas y barbos principalmente, que son algunos de los que se nutren de ellos en los ríos y embalses de toda España.

 No obstante, nosotros los pescadores a mosca, esperábamos con ilusión a que el tiempo cambiase y se adelantasen estas primeras e inaugurales jornadas de lluvias otoñales,  para reencontrarnos de nuevo con nuestras esperadas y ansiadas hormigas aladas, que aprovechan y se sirven de esta circunstancia tan especial de temperatura y humedad, para salir de sus nidos y volar ya fecundadas junto a otros congéneres a la búsqueda de  nuevos lugares lejanos y bien distanciados de aquel en el que nacieron, para fundar nuevas colonias dentro de nuevas moradas donde sus prolíficas y productivas descendencias vivirán para aumentar su número, mientras la fructífera reina y soberana de la colonia continúe acrecentando su especie.

Continuando así, año tras año, con su ciclo de vida transitiva y hereditaria tal y como lo llevan haciendo desde hace millones de años.

Son muchas las especies de animales, aves, pequeños mamíferos y también peces, quienes se aprovechan de este especial acontecimiento, obteniendo así un extra en su sustento que les aportará las energías suficientes  para poder pasar con garantías el nuevo invierno que está al llegar.

 Trascendental y significativo para muchos peces que se están ya preparando para pasar esta dura estación, que es indiscutiblemente aprovechada por muchos pescadores para salir favorecidos. 

Especialmente, los pescadores a mosca, por utilizar ciertas imitaciones de estos insectos y tratar de engañar con ellos a estos peces que los comen con naturalidad y franqueza, dejando de lado las premisas y prudencias asimilados en  días anteriores, para caer fácilmente en la trampa que le tiende el pescador hábil con su práctica y experiencia.

 Las márgenes de los embalses se convierten en verdaderos cementerios llenos de cadáveres de hormigas, cuando estos insectos al volar e impulsados por el soplo del viento, caen a sus aguas y fallecen ahogados, siendo arrastrados a las orillas por las corrientes. Es en estos lugares donde se concentran la mayoría de peces, que deambulando de un lugar a otro en busca de estos desafortunados seres, van recogiéndolos para engullirlos con presteza y voracidad. Y, donde el pescador avispado, consigue aprovechar esta gran actividad, para lograr engañar a unos peces incautos y confiados por la abundancia.

Paco Redondo




  .-

2 oct. 2011

Las Últimas...

Aprovechad las últimas jornadas que nos quedan de pescar truchas. Las mañanas pueden ser muy productivas si utilizamos las moscas adecuadas.

Ahora ya no comen cualquier cosa, ahora saben lo que es o no comestible y por eso, debemos tratar de crear las mejores imitaciones para seducirlas, como estos Cénidos que abundan en las mañanas soleadas y son el aperitivo más seductor para ellas.

Quedan pocos días, probándolas sabréis si funcionan.