Seguidores

12 sept. 2010

Embalses, Paraísos de pesca desconocidos




No, no son del todo desconocidos, ya que en ellos se viene practicando la pesca desde siempre.


Pero, invariablemente descubrimos aquí un nuevo paraíso para practicar nuestro deporte favorito, nuestra afición, la que nos mueve por muchos lugares y rincones poco frecuentados y muy poco concurridos por otros fieles practicantes de la misma, esta es,





 “La Pasión por la Pesca de ciprínidos con Mosca.














Sin duda, es una modalidad en auge, cuyo apogeo aún está lejos de precisar, pero no cabe duda de que poco a poco y por qué no decirlo, a falta de pan…




(Dada la consabida escasez de otras especies pescables a esta modalidad)…cada aficionado, trata de buscarse nuevas alternativas para no tener que renunciar a esta afición que lleva años practicando y,





que cada día es más difícil de ejercitar por motivos y causas de todos conocidas, contaminación, presiones de todo tipo, falta de dedicación explícita al medio por parte de las administraciones y un largo etcétera de motivos que en estos momentos no vamos a comentar.






Lo importante de este blog, es dar a conocer alguno de estos lugares y mostrar nuevas opciones o alternativas,













contribuyendo así a que todos aquellos aficionados que quieran continuar la práctica de la pesca, más allá de las vedas y las sequías o estíos veraniegos, tengan esa posibilidad.









Aquí documentamos con algunos detalles cómo podemos lograrlo,













son unos pocos consejos, algunas moscas y un poco de dedicación por parte de quienes ya conocemos este nuevo perfil de esta nueva forma de pescar de pocos conocida y por menos practicada.



Las opciones que nos ofrece esta modalidad pueden variar dependiendo de cómo y dónde la vamos a ejercitar.



Si es en embalse o en río, si es desde orilla con o sin wader, o montados en algún tipo de embarcación. Los señuelos serían los mismos, ninfas y moscas flotantes o secas. Las estrategias, diferentes.




Desde orilla, ya sea con wader o sin él, es primordial el sigilo, sea cual sea el señuelo a utilizar. El acercamiento al pez debe ser cauteloso, silencioso y prudente.














Máxime cuando ya hemos visitado ocasionalmente el lugar y los peces recuerdan que ciertos sonidos y algunos movimientos por ellos detectados, son sinónimo de peligro, de alarma o riesgo de padecer y soportar algún percance ya sufrido anteriormente y que recuerdan muy a nuestro pesar.



El lance… ha de ser preciso, a escasos centímetros por delante de la dirección de su cabeza. Con ninfas… son sus movimientos dentro del agua los que alertan al pez de su presencia, por lo que actuaremos en consecuencia dando pequeños tirones para producir vibraciones, las cuales serán detectadas por el pez a través de sus barbillones que continuamente agitan contra el suelo, siguiendo y atrapando de esta forma nuestro señuelo. Es este el momento que debemos observar según la actitud que el pez adopte y sus movimientos, para iniciar la acción de clavar, así es la pesca al acecho, es la pesca a pez visto.



Con señuelos flotantes, seguiremos las mismas pautas de actuación de aproximación y distanciamiento, aunque el señuelo y la presentación sean diferentes.


Yo personalmente soy partidario de las imitaciones que están confeccionadas con materiales que tengan sobradamente esta particularidad, como son el foam y algunas fibras sintéticas o el culo de pato. Imitando principalmente insectos terrestres, que son los que los peces deambulando por las orillas se pueden encontrar. Escarabajos, grillos, saltamontes avispas y hormigas, son entre otras, las mejores opciones y las que me otorgan mayor confianza a la hora de pescar.



Un pequeño “pop” en la posada de un escarabajo que cae cercano a un pez que está encandilado buscando su alimento en el fondo, puede alertarlo y hacer que vuelva su mirada hacia la superficie, buscando el motivo de ese golpe que ha sentido, haciendo visible a sus ojos nuestro señuelo y estimulando el interés de este animal que se volverá para tomar lo que él cree que será su alimento y de esta forma lograremos engañar la naturaleza sutil y astuta de este apreciado y respetado rival.


Una pequeña embarcación a remo como es un pequeño kayak, nos dará una visión diferente de lo que es la pesca con mosca. Nuestra táctica en este caso será diferente a la pesca desde orilla, ya que los peces no perciben el movimiento desde fuera, si no, desde dentro, lo que les infunde menor temor, llegando en ocasiones a nadar y esconderse bajo nuestra embarcación. Pescaremos navegando cercanos a las orillas, realizando lances hacia las mismas en busca de los ejemplares que allí están escudriñando en el lodo y las piedras para localizar larvas, pequeños crustáceos y otros insectos que le sirven de alimento. En otras ocasiones, lo haremos manteniendo la embarcación anclada a escasos 15 ó 20 metros de la orilla y acechando el paso de los peces que deambulan cercanos a la superficie en busca de algún insecto que volando o saltando haya caído al agua. Lanzaremos nuestro señuelo hacia el objetivo, siempre por delante de la dirección de su movimiento y muy cercano a su cabeza, a escasos 20 ó 30 centímetros, si el lance ha sido bueno el pez se sentirá atraído y se volverá hasta nuestra imitación tomándola, algunas veces con verdadera violencia si se trata de ejemplares de barbos de buen tamaño, siendo muy similar en ocasiones a la de nuestras amigas las truchas. Las carpas son más lentas y tomarán nuestra mosca con más lentitud, lo que implica que le demos tiempo de engullirla apara tener la seguridad de que la tiene en su boca.



Estas son solamente algunas apreciaciones de un pescador de ciprínidos con mosca, el cual aún está aprendiendo, haciendo constar que estoy abierto a todas las sugerencias o críticas objetivas que sirvan para mejorar este deporte y siempre que aporten algo en nuestro favor como aficionados que comparten conocimientos y experiencias y, estas son las mías.
   Y... estas son algunas de nuestras moscas..
    ...Y nuestras ninfas de organza para nuestras novias, las carpas.



.-

4 comentarios:

  1. Muy bueno, Paco. Excelentes fotos y explicaciones.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigo Enrique, a ver si algún día coincidimos y podemos practicar juntos esta modalidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Paco

    Felicitaciones por la salida, muy buenas capturas y excelentes fotos

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus apreciaciones amigo Hernán y disfruta de la naturaleza de cualquier modo.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar